/Quiénes Somos
Quiénes Somos 2017-07-03T08:14:04+00:00
 Fachada del Colegio Nova HispalisNova Hispalis

Tomamos como referencia los grandes Objetivos Educativos y nos adherimos a las indicaciones de la UNESCO.

Nuestro centro privado/concertado surge en el año 2008 a partir de la iniciativa pedagógica de un grupo de profesionales de la enseñanza, agrupados en la sociedad cooperativa de trabajo asociado Colegio Nova Hispalis S.C.M., formada tanto por docentes como por no docentes. Surgimos de la ilusión y la necesidad de ofrecer una formación educativa diferente en la zona. Nos dedicamos a la Educación con mayúsculas. Tratando de dar una orientación propia al proceso educativo, basándonos en nuestra experiencia, ideales y conocimientos. Intentamos así satisfacer las necesidades educativas de Sevilla la Nueva y su área de influencia.

Los tiempos han cambiado social, cultural y tecnológicamente y estos cambios aconsejan promover un nuevo concepto de educación. A nuestros hijos se les va a exigir en el futuro, no sólo los conocimientos que las instituciones educativas oficiales fijan, sino que será imprescindible conocer idiomas (inglés y alemán) y manejar, como usuario, las nuevas tecnologías. Será necesario saber trabajar por Proyectos y hacerlo de forma Cooperativa, ser Innovadores y Creativos. Promovemos un modelo educativo equilibrado, integral y coherente, haciendo hincapié en la práctica deportiva, el conocimiento de las ciencias y las humanidades y los valores universales y positivos, todo ello enmarcado en una relación de afectividad y cooperación entre padres, alumnos y profesores.

Si existen dos conceptos íntimamente ligados, ellos son Educación y Futuro. Nosotros creamos valor educativo y marcamos la diferencia porque cuanto mejor sea la calidad de la educación, mejor será la calidad del futuro de una sociedad. Nuestra educación es un instrumento que prepara a las personas para resolver los problemas con los que deben enfrentarse. La democracia política es impensable sin un pueblo educado. Sólo a través de la educación puede desarrollarse un pueblo capaz de gobernarse a sí mismo. Nos centramos en facilitar a nuestros alumnos todas las estrategias y materiales necesarios para que, poco a poco, sean capaces de construir su propio aprendizaje, de adquirir su propio conocimiento.

Queremos ser un colegio lleno de EMOCIONES, donde los niños sean mirados como los seres genuinos e irrepetibles que son. Donde se sientan escuchados y aceptados por los adultos. Donde puedan expresar sus preocupaciones y problemas y donde les acompañemos en la experimentación, aceptación y valoración de su propio “yo”. Donde puedan desarrollar su propia personalidad y ser la mejor versión de sí mismos.

Queremos un colegio lleno de ACCIÓN, EXPERIMENTACIÓN y JUEGO. En el que nuestros alumnos sean los verdaderos protagonistas de su educación y aprendizaje, permitiéndoles relacionarse de manera directa con las materias que tengan que conceptualizar, a partir de los conocimientos previos que ellos tengan respecto a la misma; evitando que ésta llegue a los niños de manera exclusiva a través de un mero transmisor de contenidos, que sean expuestos simplemente de forma oral. Porque el conocimiento no se produce por acumulación de contenidos escuchados y memorizados, sino por las relaciones que se establecen de forma vivencial entre lo que uno ya sabe y lo nuevo por aprender.

Queremos un colegio donde la propia MOTIVACIÓN INTRÍNSECA sea la clave a la hora de aprender. Y para que los alumnos deseen seguir aprendiendo, entendemos absolutamente necesario partir de los intereses manifestados por los niños y ofrecerles las herramientas para que puedan desarrollarlos al máximo, contemplando la pluralidad y riqueza propia de todo grupo humano, respetando las diferencias manifestadas por cada uno de sus miembros.

Y para disfrutar enseñando y hacer que los alumnos disfruten aprendiendo, deseamos que los maestros den rienda suelta a su capacidad creativa para proponerles actividades de aprendizaje atractivas, motivadoras y con sentido, huyendo de propuestas que lleven a los niños a memorizar mecánicamente los contenidos, pero sin saber su utilidad y finalidad última. En el que se les ofrezca la oportunidad de manipular, ensayar, formular hipótesis… y sobre todo la oportunidad de errar; sí, de cometer errores y fallar, y entonces aprender a tolerar la frustración de no estar siempre en lo cierto, de no ser siempre el primero, intentar superarse a uno mismo, aceptando y haciéndose aliado tanto de sus capacidades como de sus limitaciones, persiguiendo la excelencia dentro uno.

Queremos un colegio que INCLUYA A LA DIVERSIDAD de su alumnado, que la aprecie como algo valioso que contribuye a enriquecer a todo el grupo; en el que las diferencias de sexo, nacionalidad, raza, religión e; incluso, las diferencias en cuanto a la capacidad cognitiva, la capacidad para la movilidad, o para comunicarse y relacionarse con otros, sean vividas como fuente de riqueza y reflejo de la sociedad plural en la que vivimos, y en la que queremos que nuestros alumnos aprendan a convivir. Convivencia apoyada en el respeto de los Derechos Humanos, de los principios democráticos, de la igualdad de oportunidades, de la tolerancia a lo diferente…

Queremos un colegio que inspire en nuestros alumnos el AMOR POR EL PENSAMIENTO CREATIVO Y LAS DISTINTAS EXPRESIONES ARTÍSTICAS. En el que nuestros alumnos sean formados para ser activos, creativos y emprendedores a la hora de enfrentarse a los problemas y lo hagan de forma positiva y constructiva: que sean capaces de buscar múltiples respuestas a un mismo problema y valorar lo positivo o negativo de cada una de ellas, que potencien su pensamiento individual y sean capaces de defenderlo frente a la presión grupal, que desarrollen nuevas capacidades y estrategias… Y que en última instancia, valoren la creación artística propia y de los demás (en todas sus manifestaciones: la música, la literatura, la pintura…), como fruto del mundo interior de cada uno.

Queremos un colegio que fomente entre sus alumnos el AMOR, RESPETO Y CUIDADO POR EL PLANETA en el que vivimos. Porque creemos que es el bien más preciado con el que cuenta el hombre: del que procede la vida, del que nos nutrimos y alimentamos; y entendemos que nuestros alumnos deben de responsabilizarse progresivamente con su cuidado y mantenimiento, teniendo como modelo una forma de hacer compartida por el colegio y por la familia. Un colegio que promueva el contacto con la naturaleza y ofrezca la posibilidad a nuestros alumnos de observarla, cuestionarse sobre su evolución y estado actual, aportar ideas para cuidarla; un colegio que enseñe a ahorrar en bienes tan preciados como el agua o el papel o la luz; un colegio que inculque el respeto por el resto de seres vivos del planeta.

Queremos un colegio que fomente el “MENS SANA IN CORPORE SANO”. Porque el desarrollo físico es fundamental para un desarrollo mental equilibrado. Porque el deporte da unos valores de trabajo en equipo, de cooperación, de ayuda, de independencia, de tolerancia ante la frustración, de aprender a ganar y saber cómo perder, de conocimiento de las propias capacidades y habilidades, de lucha y esfuerzo continuados necesarios y muy positivos para el desarrollo integral de las personas.

Creemos en el valor del ser humano y apoyamos nuestra forma de educar en los siguientes valores fundamentales que nos diferencian del resto de la comunidad educativa.

  • Fomentar un aprendizaje significativo basado en la interdisciplinariedad y la motivación intrínseca: para que los alumnos sean capaces de aplicar los conocimientos aprendidos en el aula en su vida cotidiana. Aplicando una metodología basada en la participación activa de nuestros alumnos, en la manipulación y la experimentación propia. En la observación y la elaboración de hipótesis y comprobación de los resultados. En la construcción y descubrimiento del aprendizaje de forma activa y participativa.
  • Ayudar a desarrollar la personalidad propia de nuestros alumnos y las habilidades sociales necesarias como complemento indispensable a la formación integral de los alumnos. Educamos a los alumnos buscando su desarrollo integral y favoreciendo así la autonomía personal inntelectual necesaria para alcanzar la madurez.
  • Fomentar la práctica físico deportiva como un hábito saludable y una herramienta más del desarrollo integral de nuestros alumnos ofertándolo, además, como una alternativa de ocio y tiempo libre.
  • Fomentar aprendizaje de idiomas (inglés y alemán) como valor fundamental de la sociedad global en la que vivimos.
  • Respetar la diversidad y la individualidad. Respetar los tiempos propios de aprendizaje así como las capacidades y aptitudes propias de nuestro alumnado y su proceso de maduración dedicando una atención individualizada dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje y entendiendo la diversidad como fuente de enriquecimiento y tolerancia. Fomentado la comunicación entre los alumnos como medio de expresión de su personalidad, de sus ideas y del desarrollo de su capacidad de escuchar, comprender y resolver conflictos a través del diálogo.

En definitiva, ofertar una educación integral de calidad que busque la excelencia, potenciando el talento individual y colectivo aprendiendo desde la motivación intrínseca y la pasión, desde la innovación y la creatividad hacen que nuestro proyecto educativo sea único y diferenciador.

Colegio Nova Hispalis: “Nuestro proyecto, vuestro futuro ”